La apuesta de la Virgen

Según La Secretaria de Turismo, México es uno de los países con mayor turismo religioso y de Fe, no solo por la gran cantidad de templos, conventos y catedrales, sino porque al mismo tiempo más del 80% de su población es católica lo que hace que estas actividades tengan gran arraigo popular, convocando muchas personas y conservando antiguas tradiciones.
Esta es una de las razones por las que el gobierno del estado de Zacatecas y el municipio de Guadalupe  buscan construir una Virgen de Guadalupe Monumental que sea la figura religiosa más grande de México y del Mundo.
De acuerdo a lo anterior para la construcción de esta obra se prevé una suma entre 60 y 70 millones de pesos, la cual será una inversión de carácter tripartita, es decir que el estado invertirá 20 millones de pesos, el municipio 10 y el resto será de inversión privada.
Enrique Flores Mendoza, actual alcalde de Guadalupe estima que dicho proyecto generará una derrama económica que será realmente significativa para el citado municipio, ya que no solo planea la construcción de la estatua de la virgen en el cerro San Simón, sino que a su vez tendrá lugar un corredor turístico.
Se prevé además la construcción de un Columbario de 10 mil nichos para sepultura de restos humanos que representará ingresos a la tesorería municipal, cobro por ingreso al monumento a través de elevador y menor cobro por entrada por escalera.
Así pues con una efigie de la virgen de Guadalupe de 47 metros de altura, misma que será más grande que el cristo redentor de Brasil (38 metros) se establecería un nuevo record y un nuevo producto turístico.
Aunque se ha criticado el proyecto argumentando el por qué no se pavimentan las calles o se construyen escuelas con el dinero que se usará en la construcción de este símbolo religioso . La verdad es que la idea no es tan mala como parece.
Recientemente el del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump ha manifestado su intención  de terminar el tratado de libre comercio con México, por lo cual  muchas empresas han dejado de invertir en nuestro país e incluso algunas podrían irse. Al mismo tiempo el gobierno actual enfrenta serias limitaciones financieras,  por lo que buscar atraer inversiones y empresas al Estado.
Es pues el momento de implementar soluciones inovadoras, no muy costosas y que permitan obtener beneficios en el corto plazo. En este caso, si el proyecto se ejecuta de la manera correcta puede ser exitoso. En un país que es mayoritariamente católico y guadalupano, un monumento a la Virgen de Guadalupe se promociona solo, ni siquiera se ha construido y ya apareció en las notas nacionales e internacionales.
La inversión pública para este proyecto es básicamente modernización de accesos y construcción de servicios, sin embargo dichas urbanizaciones giran en torno a un proyecto turístico de fe religiosa.
Las críticas más severas han sido precisamente por mezclar la religión con el quehacer gubernamental, cuestionan la legitimidad de quienes votaron por Enrique Flores y que muchos profesan otras religiones, que la prioridad de un Ayuntamiento se encuentra establecida en el artículo 115 Constitucional y que no aparece por ningún lado la construcción de Vírgenes y monumentos religiosos.
Termino estas líneas que resumen los pro y contras de este tema controversial con una conclusión. Enrique Guadalupe apuesta su futuro político inmediato en la realización de este proyecto, y a la conquista de aliados potencialmente importantes en el ámbito religioso. Al tiempo…