La UAZ, encrucijada.

El 31 de octubre miles de universitarios salieron a las calles a exigir una solución al conocido problema financiero de la UAZ, Nuestra máxima casa de estudios no cuenta con los recursos para cubrir los sueldos y prestaciones de sus profesores.
Para algunos es desconocida la importancia de la Universidad Autónoma de Zacatecas, los profesionistas del Estado se forman ahí, además el transporte transporte público y familias que venden comida entre otras cosas, sobreviven gracias a los más de 40 mil estudiantes que tiene la universidad.
La universidad también brinda oportunidades a las personas de más escasos recursos, pues es la universidad con las colegiaturas más bajas solo después de la UNAM. Muchos lo olvidan y ven en la Universidad Autónoma de Zacatecas una institución viciada y un nido de vividores. Esto es debido al debilitamiento de la credibilidad de la institución.
Si bien es cierto que en el interior de la universidad ha existido corrupción y excesos, también lo es que en el Gobierno del Estado, El Congreso y en las Presidencias Municipales lo existe. Y sin embargo a la Universidad se le juzga con excesiva dureza, se le señala desde otros órganos de gobierno que son más corruptos que la universidad, o la señalan antiguos funcionarios quienes cuando estuvieron a cargo en vez de solucionar el problema cavaron más el pozo.
La corrupción en la UAZ debe terminar, pero el problema financiero de la Universidad va más allá, es estructural y es común en todas las universidades públicas en México, las cuales deberían recibir los recursos suficientes para su funcionamiento del gobierno federal. Como no es así, la UAZ debe construir un presupuesto con lo que se tiene. Un presupuesto base creo.
Sin embargo los rectores y el propio Gobierno no han asumido una postura radical para evitar continuar con el desastre financiero. El rector Guzman parece estar secuestrado entre sindicatos y grupos de poder al interior.
En principio el subsidio que otorga el Gobierno del Estado a la UAZ se encuentra por debajo del promedio de aportaciones estatales a las Universidades Públicas.
Y por otro lado el Gobierno Federal no quiere rescatar eternamente a la Universidad. Porque no se quiere renunciar a beneficios que en estos momentos no se pueden pagar y porque el Rector cede ante la mínima presión, recuérdese los maestros despedidos y reinstalados en sus mismas condiciones por intervención de la Secretaría General de Gobierno.
La Secretaria de Hacienda ha pedido en numerosas ocasiones un plan de reestructuración administrativa y financiera. Los rectores se han limitado al discurso público de que es insuficiente el dinero y que es necesario obtener más subsidio.
No se aplica la cláusula de exclusividad, se siguen adeudando prestaciones a los sindicatos y estos a su vez negocian más plazas y más prestaciones. Se requiere presentar un plan y no se está dispuesto a poner nada de su parte. Se tienen que sacrificar altos sueldos y prestaciones por la simple razón de que no hay dinero para pagarlas.
Ahora que el presupuesto de la universidad se ha estancado debido a la canalizacion de labores de reconstrucción por los daños ocurridos en los sismos del 7 y 19 de septiembre del año en curso se prevé un escenario aún más complejo.
Si todas las universidades públicas de México no reciben los recursos suficientes para funcionar ¿ por qué la Universidad Autónoma de Zacatecas es la que enfrenta mayores problemas? pues bien, las universidades han seguido tres estrategias: 1) presentan un plan de reestructura financiera y administrativa 2) reciben un mayor subsidio del presupuesto estatal 3) desarrolla actividades de financiamiento
Modelos como la UANL donde las colegiaturas de ciertas carreras pueden costar tanto como el Tecnológico de Monterrey o como La Universidad Veracruzana que en el pasado inmediato debió su supervivencia y funcionamiento al gobierno del Estado.
Pero para el caso UAZ no debe y no puede subir sus colegiaturas, la mayoria de sus estudiantes son de escasos recursos y muchos de ellos apenas les alcanza para comer; y por otra parte, considero que el gobierno de Zacatecas le ha fallado a la universidad al defenderla, si bien debe exigir más transparencia, también es que debe EXIGIR más a las autoridades federales, no basta la foto.
La UAZ es una parte importante de la vida de Zacatecas, le debemos mucho, merece el apoyo de todos. sin embargo está metida en su propia encrucijada.