Las adaptaciones literarias a la pantalla grande.

Cuando era un chamaquito, era fan de los libros ilustrados de Agatha Christie,

principalmente “Muerte en el Nilo” y “Asesinato en el Orient Express”.

El detective Hercule Poirot era la combinación exacta de clase e inteligencia, descubría los misterios con los que se encontraba sin desacomodar un cabello ni la decencia de un caballero ingles de alta cuna.

Este viernes 10 de Noviembre se estrena la tercer adaptación de la famosa novela a la pantalla grande, dirigida y actuada por Kenneth Branagh.

Título: Asesinato en el Orient Express.

Director: Kenneth Branagh

Año: 2017

Rotten Tomatoes: 64%

 

SINOPSIS

Un extravagante viaje en tren, desencadena en misterio y suspenso.

De la novela de Agatha Christie, Asesinato en el Orient Express, cuenta la historia de trece pasajeros varados y la carrera de un hombre para descifrar el rompecabezas antes de que el asesino ataque de nuevo.

La película, contando con un excelente reparto, incluido, Johnny Deep, Daisy Ridley, Penelope Cruz, Josh gad, Kenneth Branagh, Michelle Pfeiffer entre otros, recibe de la crítica reacciones mezcladas, tirándole más a mal que a bien.

En mi humilde opinión, creo que esto se debe a 2 principales causas;

1.- El director también es el personaje principal.

Dirigir un filme tanto grande como pequeño es una enorme responsabilidad.

El director tiene a cargo a un sinnúmero de personas, comenzando por actores, operador de cámara, sonidista, encargado de iluminación, guionista, dobles de acción, maquillista, efectos especiales, continuidad, edición, etc… Sabiendo esto, aun se da un papel, no de un extra, no un cameo (un cameo es un papel pequeño en la película, con o sin diálogo, haciendo referencia a una obra anterior, relacionada o fuera del tema de la obra principal, Hitchcock era especialmente conocido por aparecer en sus propias películas.), sino Kenneth Branagh se da el papel principal de la película, siendo esto otra responsabilidad más:

aprender diálogos, entrar en personaje, ensayar, tener esos locos procesos para creación que tiene los actores, etc. Lo que le quita esa atención y dedicación que un director debe tener en su proyecto.

2.- La película está basada en una novela.

Existen magníficas adaptaciones al cine y televisión sobre novelas, El Señor de los Anillos, Harry Potter, Game Of Thrones, adaptaciones de comics, etc.

Sin embargo, al adaptar el libro a una película, se cierra esa ventana a la imaginación que abrimos cuando leemos un libro, la película se basa en la visión de una o 2 personas, lo cual deja un margen muy pequeño para la interpretación y muchas veces esto hace que la crítica y el público en general, quede inconforme.

Las adaptaciones siempre van a ser un tema de discusión entre cinéfilos, ¿Cuál es tu adaptación favorita?

¿Qué es mejor, leer el libro y ver la película, o ver la película y luego leer el libro? Hazme llegar tu opinión a emiireynosov@gmail.com

¡Corte y Queda!