En todos lados se cuecen habas.

En el inicio de las campañas federales, las estrategias  en los partidos ha sido totalmente diferente, las disputas internas han aflorado y las diferencias enconadas han encontrado la forma de implantarse desde ahora y hasta el día de la jornada.

Resulta totalmente ilógico que en Morena en medio de las definiciones de sus últimas candidaturas, aquellas que por su complejidad han tenido un tratamiento mas tardado y cuidadoso, exista una destitución de su dirigente por motivos poco claros y de intrascendencia.

Han sido públicas las diferencias del actual dirigente con el grupo Monreal, de quien proviene la queja ante los órganos internos de Morena, sin embargo ese mismo grupo tiene el privilegio de conducir en los hechos el palomeo de candidaturas, y dejan a su dirigente sin derechos partidarios y sin la posibilidad de ejercer momentáneamente la presidencia de ese partido.

A Fernando Arteaga, los militantes fundadores le han estado exhibiendo muestras de apoyo y solidaridad ante lo que ven como un acto injusto y desproporcionado, producto de la queja de un militante de Fresnillo, veremos en que termina dicho desencuentro en próximos días.

Para el caso del PAN no está tan alejado de conflictos internos, después de haber conseguido una votación desahogada para terminar con el convenio de coalición con el PRD y MC, su joven dirigente estatal fue víctima de presiones políticas operadas desde su contraparte interna en el Estado que al final tuvieron eco a nivel nacional.

Tuvo el valor de plantear que el tema de decisiones de su socio el PRD no estaban abonando a las campañas locales y menos a lo federal, que era preferible ir solos y construir acuerdos no forzados impulsando algo que anteriormente era la bandera amarilla “postulemos a los mas competitivos” independientemente de su origen partidario.

Por la media noche  del miércoles, figuras del panismo que no aludiremos, temerosos sobre una percepción que nadie percibe de la forma en como ellos lo hacen, operaron para que la coalición continuara y suspender la notificación de la aprobación del rompimiento. Aún a sabiendas que en los planes de la dirigente el principal beneficiario sería Acción Nacional.

Si la lógica fuera armar un bloque de partidos sin importar los perfiles y su competitividad, el primero en mantener su alianza no solo con el Verde sino con Nueva Alianza sería el mismo PRI, quien va solo en estas elecciones en Zacatecas, ya que privilegiaron los votos para sus candidaturas federales.

Por eso desde este humilde espacio mi reconocimiento a Noemí Luna que tuvo la valía de defender cuadros políticos que no son de su partido pero que pueden contribuir de forma copiosa para el proyecto del Frente y del candidato Ricardo Anaya.

El tema de las candidaturas en el PRD no termina de definirse, primero se votaron candidaturas en un Consejo, después se firma en Zacatecas y en México un dictamen de un Consejo Electivo Inexistente, posteriormente se inicia el tramite de fe de erratas que se aborta y el día de hoy se discute en la mesa nacional nuevamente el caso Zacatecas.

La dignidad de las personas no es un asunto que tenga que ver con la obtención de candidaturas, el respeto a los procesos “democráticos” de cada partido, a sus determinaciones y  su base es lo que puede sacar adelante un movimiento político de forma exitosa. Pero como son Partidos Nacionales ahí están las consecuencias, en todos lados se cuecen habas.