EL 7 DE 7 UN PARTEAGUAS

Con su 7 de 7, José Antonio Meade Kuribreña podría marcar un parteaguas en la política mexicana. Por lo pronto le pone la vara muy alta, no sólo a sus adversarios por la presidencia de la república: Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya y Margarita Zavala, también a los demás candidatos, de todos los partidos, principalmente de los tres que lo postulan: PRI, Verde y Nueva Alianza.

Del 7 de 7 de Meade, uno de los puntos más interesantes es el relativo a explicar congruencia y honestidad en la evolución del patrimonio personal. Es decir, dar cuenta clara de que los bienes inmobiliarios (casas, ranchos y terrenos), y otros valores: automóviles, obras de arte, joyas, inversiones, cuentas bancarias y acciones empresariales corresponden a los ingresos promedio recinbidos a lo largo de los años vividos en el servicio público.

Dicho en pocas palabras, si durante 10 años se recibieron, por decir una cifra, 10 millones de pesos por salarios en el Congreso, ayuntamiento o en el gobierno estatal, no es congruente tener, con esas percepciones, residencias en Bernárdez, por ejemplo, con valor de 15 ó 20 millones.

En Zacatecas hay varios candidatos, del PRI, Verde, Morena, PRD y otros partidos, que difícilmente podrán explicar la construcción de su patrimonio.

Un ejemplo es la candidata al Senado por Morena, Soledad Luévano. En los últimos 20 años ha tenido percepciones nominalmente modestas. Con Ricardo Monreal fue oficial mayor, después estuvo sin empleo y con Miguel Alonso entró al Issstezac como subdirectora. Luego fue diutada y durante los últimos dos años no ha tenido empleo. ¿Cuánto ganó en esos años? ¿Y le permitieron poseer los bienes inmuebles que tiene?

Una buena cantidad de nuestros políticos, con ingresos, muy modestos, tienen casas rumbosas en Bernárdez, y restaurantes, y empresas vitivinícolas y fundaciones, y participación en empresas.

Quizá la frase célebre del viejo priista Carlos Hank González: “Un político pobre es un pobre político!, sea vigente. Porque ahora, más que nunca, la mayoría de nuestros político buscar cargos de elección popular y en el gobierno para sacar raja económica. Los actuales diputados suplentes de la 62 Legislatura son patético ejemplo.

Pero a partir de ahora, gracias a la iniciativa de José Antonio Meade, del 7 de 7, los políticos ricos tendrán que explicar de dónde y como, a la largo de los años, acumular su riqueza.