GUADALAJARA, JALISCO. 10SEPTIEMBRE2015.-Esta mañana en las instalaciones de la Universidad Panamericana, se llevo a cabo la conferencia “Un Nuevo Proyecto Político Basado en la Fuerza de la Sociedad” a cargo del quien fue candidato independiente las pasadas elecciones y actualmente Gobernador electo del estado de Monterrey, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”.FOTO: FERNANDO CARRANZA GARCIA / CUARTOSCURO.COM

Pues de aquí hasta el uno de julio, hay mucha tela de donde cortar. Los candidatos a la Presidencia de la República, que se dan con todo entre ellos, dan tema para hacer y llenar libros.

Ya hemos comentado el cochinero de la Ley Electoral, del INE y del Tribunal Electoral, que por cierto se cubrió de gloria con su aceptación de la candidatura de El Bronco; el INE ahora demanda al Bronco. La verdad, no se entiende este desbarajuste.

Volviendo al tema, el INE, con la Ley Electoral y nuestro dinero (nuestro porque llega a través de los impuestos que pagamos), ahora tienen que darle también “al quinto”, dinero para su campaña. ¡Qué desperdicio! ¿Cuántos de los cinco creen ustedes que estarán en una contienda cerrada? Los demás es desperdicio; un recurso tirado a la basura.

Y en lo personal a mi me afecta, como jubilado de la mayor y mejor empresa de México (a mí y a otros muchos más), ya que se viven las carencias en los servicios médicos. No hay dinero para medicamentos; para médicos especialistas (contemplados en los contratos de trabajo). Si esto sucede en esta empresa del Estado, ¿cómo será en otros sectores, IMSS, ISSTE, CFE, Seguro Popular, Pemex, Secretaría de Salud, donde se viven las limitaciones presupuestales?

¡Ah, pero para los zánganos de los partidos políticos y ahora también para los “independientes”, hay dinero a manos llenas para ellos y las inútiles campañas! ¡Ah, y para sostener una pesada carga de casi setecientos legisladores federales, también hay “cash”!

¿Qué pasa? ¿Debería continuarse con el mismo sistema político, o debemos cambiarlo? No es justo que esto acontezca y tampoco que no se escuchen las voces de los que debieran hablar, por lo menos en esta contienda. Los candidatos se lucen en sus peleas unos contra otros, con los guantes puestos, haciendo hincapié en sus defectos y errores, pero ninguno de ellos tienen propuestas claras y serias, que indiquen cuál es el proyecto de nación que nos proponen,

Escuchamos de todos los chismes, pero ¿qué hay de la tecnología; del campo; de la investigación; del deporte; de la educación; de las pensiones jubilatorias; de la modificación de la ley electoral; de la segunda vuelta en las elecciones; de

la reducción de legisladores; de subir los requisitos para que permanezcan los partidos políticos; de la reducción de dinero a partidos políticos; de propuestas específicas para combatir la inseguridad y el narcotráfico, etc., etc., etc.

Haciendo a un lado las ocurrencias de uno de los candidatos, nadie propone nada, absolutamente nada. ¿Hasta cuándo sufrido México seguiremos aguantando? ¿Quién será el que le ponga el cascabel al gato?