¿Por qué no llevar a tu hijo al cine?

Claro está que el título es más que polémico, genera molestia o aprobación, veamos las razones.

El cine sin duda alguna es una de las maneras de entretenimiento más atractiva en la sociedad actual.

Ir con la familia, amigos, pareja o solo a disfrutar de una buena película es por mucho de las mejores formas que existen para pasar una tarde agradable.

Según las estadísticas de “Canacine”, en México se vendieron 348 millones de boletos de cine, lo que generó $16,661 millones de pesos en taquilla, es seguro decir que a los mexicanos nos gusta ir al cine.

Volvamos al tema de esta semana, ¿Qué tan conveniente es llevar a los niños al cine?.

Al decir “niños”, nos referimos a infantes que tienen entre 6 meses de nacidos (porque hay quien lleva a sus niños en brazos) hasta 5 años, que es la edad promedio en la que un niño comienza a centrar su atención en una pantalla más de 1 hora.

Estas son algunas razones por las que es mejor NO llevar a tus hijos al cine.

1.- Los decibeles de la sala.

El oído maduro de un humano puede soportar sonidos de hasta 85 decibelios, más representa un riesgo a la salud auditiva.

Una sala de cine convencional tiene un sistema de sonido 7.1, lo que significa que distribuídas por la sala están colocadas 7 bocinas y abajo de la pantalla un subwoofer, los cuales llegan a 130 decibelios. Repito, eso es en una sala común y corriente, si hablamos de la sala Macro XE en Cinépolis, la que cuenta con un sistema más sofisticado, o las salas 4XD que cuentan con bocinas en tu asiento, o las salas VIP en la que cada pareja de reclinables cuenta con su propio subwoofer.

Afortunadamente, Cinépolis cuenta (en algunas de sus instalaciones) salas Junior, las cuales cuentan con un sistema de sonido similar al de una sala convencional, pero por seguridad los niveles de audio son mucho más bajos.

2.- Pérdida de interés en la película.

Los niños menores de 6 años tienden a perder interés o no centrar su atención en algo por mucho tiempo y esto no es malo, simplemente es la naturaleza del niño por explorar y hacer muchas cosas al mismo tiempo, por lo que llevarlos al cine a ver una película de 1 hora, cuando a los 15 minutos se aturden, pierden interés, o simplemente no les llama la atención la cinta, puede representar contraproducente.

Ya existen algunas salas que cuentan con toboganes y atracciones didácticas para llevar a tus pequeños al cine sin correr el riesgo de salirte antes de tiempo de la proyección.

3.- Es incómodo para los demás asistentes.

El cine es magnífico, todos tenemos derecho a disfrutarlo plenamente y a vivir una experiencia inolvidable en la sala. Por lo que llevar a tus hijos pequeños puede representar algo incómodo para los demás asistentes si por las razones ya mencionadas arriba comienzan a brincar, correr, gritar o llorar, en especial si es una película no apta para niños y entras con tus hijos, puede ser bastante grosero para los demás y sin duda te llevarás 2 o 3 punzantes “SHHHHHH”.

4.- Un gasto innecesario.

Afrontémoslo, el cine por muy bello que sea no es nada barato.

Realmente piensa si la mejor decisión es ir a ver con tu pequeñín la nueva “Misión Imposible”, en Inglés, y le compraste el combo para niños con juguetito y vaso coleccionable que te salió en un ojo de la cara, para que a los 10 min se aburra, te pregunte por todo lo que pasa en la pantalla, grite o simplemente se quiera ir.

5.- Disfrutar la función.

Al final de cuentas, todos vamos al cine a divertirnos, al llevar a tu hijo pequeño no podrás disfrutar de la película por estar cuidándolo, acompañándolo al baño o viendo por cualquier necesidad que en el momento a tu chamaco se le ofrezca. Será una mala experiencia.

Entendemos que es difícil encontrar niñera, o alguien que pueda cuidar a tus hijos para ir al cine. Puedes informarte sobre proyecciones especiales para niños, matinées, etc.

El cine es una excelente herramienta de educación, pero como todo debemos aprender cómo y cuándo utilizarlo a nuestro favor.

Un gran inicio sería comenzar a ver películas con ellos en casa e irles inculcando el bello amor por el cine, que sientan curiosidad por el 7mo arte y así llevarlos sin ningún temor a la sala.

¡Corte y Queda!

Escríbeme a emiireynosov@gmail.com para estar en contacto.