Venom

205 millones de dólares en taquilla mundial no rescatan a “Venom” con Tom Hardy de ser una película mediocre pero entretenida.

Título: Venom

Director:

Año: 2018

Trailer:

 

Rotten Tomatoes: 31%

Venom se estrenó este pasado jueves, envuelta en polémica por sus efectos especiales defectuosos y la carencia del simbionte en los trailers comenzó a generar duda entre los fanáticos y público que esperaba la cinta.

La crítica lanzó su veredicto unos días antes del estreno y confirmó las sospechas que nos inundaban: Venom es mala, pero ¿Por qué?.

La película es sin duda entretenida, los efectos no son tan malos y algunas secuencias de acción son realmente emocionantes, pero la película no tiene pies ni cabeza.

El primer acto de la película es algo lento, conocemos al protagonista de la película e intentan profundizar en su origen.

Eddie Brock es un periodista arriesgado al que le gusta exponer a personas obrando mal. Está prometido con su novia y están a punto de contraer matrimonio. Para una de sus investigaciones, Eddie usa información clasificada que su abogada novia contaba para exponer al dueño de la corporación “Life”, lo cual resulta en eddie y su chica despedidos y separados.

Al intentar salvar su carrera, Eddie acepta la ayuda de una científica que trabaja en dicho laboratorio, la cual le habla para exponer los experimentos que están haciendo con vagabundos.

El “subplot” del simbionte regresando a San Francisco es completamente innecesario, esporádicamente tenemos cortes en la película regresando a ver el progreso del viaje.

Cortes que no aportan nada a la trama y solo desvían la atención del público generando más duda que respuesta.

Eddie queda infectado en su visita a la corporación “LIFE” y logra simbiosis con “Venom”, el cual lo manipula y amenaza con matarlo si no lo ayuda a regresar al cohete que lo llevará al espacio, pues su plan es volver a la tierra con miles de su especie a conquistarnos.

Después de trepar la “Transamerican Pyramid”, Venom tiene un momento de lucidez, en el cual de buenas a primeras decide dar marcha atrás y quedarse en la tierra, pues le gustó y aparte alega que en su planeta es un “perdedor”.

Sin argumentar esto, se da por sentado y la trama continúa, cosa que deja con un mal sabor de boca y de nuevo, genera más duda y frustración en el espectador.

Sin duda, la parte más ridícula, sin sentido y extraña que sucede en la película es en la escena donde Venom gana una pelea contra un equipo S.W.A.T. completamente armado y entrenado. Milagrosamente, la novia de Eddie está ahí para presenciar la batalla, la cual decide que la mejor opción es llevar a Eddie al hospital. Venom, quien segundos antes tenía sed de sangre humana y conquistar el planeta, acepta ir al hospital sin ofrecer resistencia.

La ida al hospital fue una inútil escena en la que nos vuelven a explicar cómo puede romperse la simbiosis y justificaron la captura de Eddie tras desprenderse de venom por el ruido de la resonancia magnética.

Mágicamente, Carlton Drake (el malo) y Riot (el alien que andaba perdido) ya hicieron simbiosis, son poderosos e indomables.

Eddie regresa capturado a la fundación y después de una tortura china, escapa de milagro. La novia fue poseída por Venom y rapidísimo alcanzó a Eddie, se besan apasionadamente dejándonos a todos en la sala con un signo de interrogación en la cara.

Eddie y Venom derrotan en una pelea bastante rápida y visualmente oscura (indicando que el presupuesto se fue en las primeras secuencias de acción). La película finaliza con Eddie salvando a la dueña de la tienda donde compra sus chelas, cerrando así el único arco narrativo que nos entregó la película.

La cinta entretiene, es el perfecto pretexto para ir y comerse unas palomitas, hot dog y demás chuchuluco ofertado en la dulcería del cine al que te gusta ir.

Calcificación: 6/10.

¡Corte y Queda!

Escríbeme a emiireynosov@gmail.com para estar en contacto.