La Máquina del Diablo

El cine “gore” es un género cinematográfico que busca explorar e ilustrar la fragilidad del cuerpo humano, llevándolo a situaciones grotescas y de  extrema violencia.

Tuvo sus inicios en el teatro francés de Guignol, donde se representaban batallas sangrientas y matanzas a placer de los clientes. En el cine, el género evolucionó ganando fama y público gracias a películas como “Intolerancia”, “Holocausto Canibal”, “Hostal”, “La Saga de Saw” entre otras.

En resumen, el cine gore plasma el sufrimiento humano y animal utilizando efectos visuales para lograr el mayor realismo posible.

 

La cinta que nos reúne aquí, hoy es un filme mexicano “gore”. Actualmente solo está siendo proyectada en festivales dentro del país y américa latina. Agradecemos al director Edin Martínez la oportunidad de verla.

 

 

 

Título: La Máquina del Diablo.

Director: Edin Martínez

Año: 2017

 

 

 

 

TRAILER:

https://www.youtube.com/watch?v=tnR6ggRk8gk

 

 

SINOPSIS:

Karina es la única superviviente de una serie de asesinatos. al no recordar nada, ella misma comienza una investigación
que la llevará a descubrir cosas inimaginables.

 

 

Lo Bueno:

La película tiene un montaje interesante, podría decirse que es un rompecabezas, parecido a “Memento” de Christopher Nolan.

Desde el arranque la cinta comienza a darte piezas, en desorden claro, lo cual logra mantenerse en un estado de confusión y despierta un interés natural por conocer el desenlace.

La fotografía me pareció buena, asistida por una magnífica iluminación, la cual se lleva un completo y rotundo aplauso pues ayuda a crear esa atmósfera de misterio y desorientación que la narrativa plantea.

En la trama, la protagonista “Karina” sufre de amnesia y malestares generale, lo cual la orilla a buscar respuestas ya que sus padres parece que ni verla pueden y ayudarle, menos.

Otro de los aciertos de la película fue el maquillaje, en específico de el “Maquinista”, antagonista natural de la película el cual tiene un par de escenas las cuales fueron completamente escalofriantes y nos hicieron desear nunca encontrar un diario con un tutorial en el cual explique cómo abrir portales con cualquier puerta que tengamos a la mano.

Los movimientos erráticos y casi animales del maquinista fueron el toque preciso que le dieron a sus escenas para ser las mejores de la cinta.

 

 

La música es exquisita, un arreglo minimalista de instrumentos de sonido grave y terroso como el cello, bajo, percusión y algunos acompañamientos en guitarra logran crear una atmósfera lúgubre que va excelente con la trama.

 

Lo Malo:

No hay “Yin” sin “Yang” y la película también tiene errores, los cuales son difíciles de ignorar.

En toda producción cinematográfica existen errores, los cuales obligan a re grabar diálogos, reacciones físicas de los actores e incluso escenas o películas completas.

En “La Máquina del Diablo” es imposible pasar por alto las re grabaciones de audio.

El audio, uno de los aspectos más importantes para la narrativa fue descuidado, en escenas es evidente la asincronía de las voces con las gesticulaciones de los actores, así como los volúmenes en ciertas conversaciones.

En momentos escuchamos la voz de los actores con el audio ambiental y sin previo aviso escuchamos la regrabación en un estudio, donde la voz se escucha perfectamente clara.

Eso distrae y evita la inmersión en la trama que todo espectador desea al ver una película.

La actuación es un tremendo tache para la cinta.

Karina, la protagonista padece de amnesia, lo cual la mantiene en un estado de desorientación persistente, pero no justifica el acartonado, poco expresivo y nada realista resultado que entrega la actriz en el resultado final. En ningún momento su sufrimiento parece real ni logra profundidad en su personaje.
Ni hablar de los actores secundarios, carecen de naturalidad al hablar y desenvolverse en la trama incluso llega a incomodar verlos en pantalla. Los extras bien podrían pasar por utilería del set.

 

Un paréntesis en este punto es la escena del “mar de gente”. La protagonista se encuentra en medio de un gentío desnudo, desordenado, sufriendo su condena en lo que asemeja el infierno.

De las mejores escenas de la película.

La “Máquina del Diablo” es una cinta atrevida, oscura, con una trama siniestra y un desenlace que no le desearías a tu peor enemigo.

Una carta de amor al cine gore, con guiños a los grandes como Tarantino, Robert Rodriguez y Kubrick escondidos entre sus escenas, sin duda hacen de esta una película la cual, si tienes la oportunidad de ver, hazlo.

 

Calificación: 7/10.

 

¡Corte y Queda!

Visita www.emiireynoso.compara estar en contacto.