ESPECTADOR; Mariano Azuela González

ESPECTADOR                                                                                     Por: Raúl Calderón

                                   Mariano Azuela González

Nació en Lagos de MorenoJalisco1 de enero de 1873 y falleció en la Ciudad de Méxicoel 1 de marzo de 1952, fue un médico y escritor mexicano. Opositor al porfiriato, trabajó como médico en un campamento del General Pancho Villa, experiencia que reflejó en su novela más popular, Los de abajo, y en otros de sus trabajos ambientados durante la Revolución mexicana de 1910. Está considerado uno de los fundadores de la literatura de la Revolución Mexicana.

​                Durante su juventud vivió en una pequeña granja. Hizo estudios de médico cirujano en Guadalajara, que concluyó en 1898. ​ Al año siguiente se casó con Carmen Rivera Torre, ​ con quien tuvo cinco hijos y cinco hijas.

Se inició en la escritura en los tiempos de la dictadura de Porfirio Díaz. A lo largo de su carrera literaria incursionó en el teatro, el cuento y el ensayo crítico además de la novela, género donde obtuvo mayor reconocimiento. Su primera novela fue María Luisa (1907). Después publicaría Los fracasados (1908), Mala yerba, editada en 1909, ​ y Andrés Pérez, maderista (1911). Fue designado jefe político de Lagos de Moreno y posteriormente director de Educación en Jalisco. Tras la caída de Fco. I. Madero, a consecuencia del golpe de estado efectuado por Victoriano Huerta. Azuela se incorporó a las fuerzas revolucionarias de Julián Medina como médico militar.

Cuando las fuerzas de Venustiano Carranza vencieron a Villa y Zapata, se exilió a El Paso (Texas). Allí escribió Los de abajonovela revolucionaria que le dio popularidad, publicada en fascículos entre octubre y diciembre de 1915 en el periódico El Paso del Norte​ y en forma de libro en 1916 cuando regresó a México; sin embargo, el éxito literario de esta obra fue recién en 1925, cuando fue publicada a modo de folletín en el periódico El Universal Ilustrado. Los rasgos de Demetrio Macías, personaje principal de la obra, los describe severos, muy del campo, transmiten cierta idealización  heroica del personaje. Su ropa es sencilla y estereotípica, no hay ningún rasgo sucio o humillante. Parecen nacer de una óptica paternalista combinada con un poco idealista. Otro  de los tantos elementos del libro es la inclusión de los lugares que habitó Mariano Azuela.

También y a la par de sus actividades médicas y literarias, Azuela, se desempeñó en algunos períodos y cuando la causa que apoyaba se lo demandó como médico militar y asimismo desplegó cargos públicos como el de jefe político en su municipio natal y director en materia de educación en el municipio de Jalisco.

Así mismo, Azuela, desplegó un rol fundacional a instancias del Colegio Nacional, un establecimiento educativo que reunía a los científicos, artistas y escritores más destacados de México con la misión de preservar y difundir las humanidades, la ciencia y arte mexicanos.

Y lo propio realizó con el Seminario de Cultura Mexicana, otra institución con similares propuestas a la anterior.

Esta obra era una lectura obligada en Bachillerato, en el Politécnico se llama Vocacional y ahí nos decían que los de Zacatecas hablábamos como los personajes del libro.

Azuela fue uno de los miembros fundadores del Seminario de Cultura Mexicana y de El Colegio Nacional. ​ En 1942, la Sociedad Arte y Letras de México le otorgó el Premio de Literatura. El

8 de abril de 1943, ingresó como miembro fundador a El Colegio Nacional. ​ En 1949 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Lingüística y Literatura.

Su Fallecimiento ocurre en la Ciudad de México el 1 de marzo de 1952 y fue sepultado en la Rotonda de las Personas Ilustres.

Fuente https://www.quien.net/mariano-azuela.php; Periódico el Universal.

 

 

REVOLTIJO NACIONAL

Petróleos Mexicanos debe regresar a ser la Industria Emblemática de los Mexicanos. LA NACIÓN requiere que los trabajadores petroleros, esencialmente resueltos y combativos, participen en reforzar la seguridad de las instalaciones y de los ductos petroleros y gasíferos. Es una demanda apremiante y de gran contenido popular. EL PAÍS requiere regresar a los altos índices de producción petrolífera que lo caracterizaron en el pasado reciente, cuando la orientación sindical era realmente progresista. La paraestatal debe volver a ser la industria emblemática de los mexicanos.

ACORRALADO, sin apoyo obrero y desprestigiado por su participación en el huachicoleo y el robo de combustibles a través de las pipas que controla, más el atraco a Pemex, y el asalto a los fondos sindicales y a la seguridad e integridad de los trabajadores, Carlos Romero Deschamps siente pasos en la azotea. UN BOLETÍN de Televisa quiso deslindarlo de su rapiña en el STPRM, pero eso indignó más a las bases trabajadoras. Como no pudo obtener la gracia del nuevo régimen, acudió al amparo para suspender actos judiciales que lo involucran en centenares de ilícitos. Creyó que eso lo blindaría. Lo que no consideraron  los abogados que le sirven de tapadera inútil, fue que, según toda la legislación vigente, el amparo no procede cuando el acusado es sospechoso de delitos graves e imprescriptibles. La suspensión del acto reclamado sólo le sirve para sentarse a declarar ante la PGR, no para evitar su detención.

 

ENSALADA ZACATECANA

Declaró el subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro Bórquez, la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) está en la lista de ocho universidades públicas que tienen ultimátum del gobierno federal para que sanen las finanzas, esto ante la advertencia que no habrá más rescates financieros. La UAZ comparte esta advertencia con las universidades de Sinaloa, Nayarit, Michoacán, Morelos, Estado de México, Oaxaca y Tabasco.

Ghandy Álvarez a pesar de que ya pasaron las campañas sigue recolectando y repartiendo libros por las comunidades de Zacatecas, poniéndole de su bolsa los gastos que esto origina, bien por esta cantante que resultó con bastante vocación de servicio social desinteresado.

El alcalde capitalino Ulises Mejía Haro comprometido con mejorar la calidad de vida de las y los zacatecanos,  dio inicio a los trabajos de infraestructura social básica para la colonia Lázaro Cárdenas y la comunidad El Jaralillo, donde acompañado de los vecinos del lugar recorrió la sección uno, dos y tres de dicha comunidad para detectar sus principales necesidades.