EL CASCABEL DEL GATO: DE LO BUENO Y DE LO MALO

Raúl Carballeda 

Una mala, la falta de memoria no nos permite recordar que René Bejarano fue bautizado como “el señor de las ligas” cuando recibía montones de dinero para su jefe (“yo no fui”) pero nada pasó; ahora ha sido nombrado administrador de los recursos sociales del gobierno federal (que son de los ciudadanos). La iglesia en manos de Lutero. Es legal dirá su patrón, si alguien se atreve a preguntarle, a lo que dirá: “yo no fui”. “En mi gobierno no habrá corruptos” ¡Si Chucha!

Una buena, que existe la posibilidad de que la reducción del financiamiento a los partidos políticos, que suena bien, pudiera ser una jugada de ajedrez para debilitar aún más a los partidos políticos que se hicieron chiquitos. Y lo curioso es que Morena ahora si lo aprueba, pues cuando era oposición, nunca lo quiso aceptar. ¿Se quiere un partido-gobierno sin contrincantes? Diría algún mal pensado.

Una mala, ahora de cultura, y va contra los periodistas, con un manual para entrevistas a funcionarios, de lo más estúpido. ¿No habrá alguien con una milésima de sentido común e inteligencia? Para dar risa ¿Y el caudillo? ”Me canso ganso”. ¡aguas con la libertad de expresión!

Una buena fue la reculada para ya no construir con manos castrenses la zona inmobiliaria de Santa Fe, que ya con Santa Lucía tienen de sobra. Ahora será la cuarta sección de Chapultepec y se construirá, con soldados, las habitaciones para la Guardia Nacional.

Una mala, ¿cómo no hablar de las mujeres luego de su día internacional del pasado 8 de marzo? Las mujeres de Morena “se agarraron del chongo” en la cámara alta por el tema del aborto. En contra, Lily Téllez, otrora anti- AMLO y Claudia Balderas; a favor, Malú Micher. Hagan sus apuestas.

Una buena fue otra reculada; el presidente dijo: ¡no! A la iniciativa de un senador moreno para ir en contra de las calificadoras. Que conste que lo dijo primero Ricardo Monreal. (¿Peleará la candidatura con Ebrard o con AMLO en el 2014?) En respuesta Pemex ganó 18 meses de gracia, que esperamos aproveche a pesar del agrónomo que lo dirige.

Una mala, que sí serán retirados los fondos para los refugios de mujeres que han sufrido o sufren violencia; y para acabarla, la “lana” será destinada para las estancias infantiles, que será entregada personalmente a los abuelos y padres que “puedan” cuidar a los niños. ¡Qué alguien explique! ¿las estancias no eran precisamente porque sus padres no podían cuidarlos?

Y una última buena, aunque no sabemos para quién, es que se aprobó la Guardia Nacional y la revocación de mandato. El “presi” asegura, jura y perjura, que esto no lo hizo para reelegirse. Este lunes pondría en el tablero de su “mañanera”: “No me voy a reelegir. Tengo palabra” y la firmará. Aunque ya sabemos que luego dice “Siempre no”. 

“Ya veremos dijo un ciego y nunca vio”. Por vía de mientras, ¿quién será el que le ponga el cascabel al gato?

1 thought on “EL CASCABEL DEL GATO: DE LO BUENO Y DE LO MALO

Comments are closed.