Por Patricio T. Paredes

 

PRIMERA LECTURA

CALLE DE LA AMARGURA.- La mayoría de los diputados de la 63 Legislatura anda en la quinta chilla. Acostumbrados los tribunos zacatecanos a gastar a manos llenas, ahora se han tenido que ajustar a sus dietas. Las herramientas legislativas, disfrazadas con otro nombre, les dan una cierta holgura, pero hasta ahora sólo les han pagado las correspondientes al primer trienio. Quienes más sufren son los que aspiran a reelegirse: Javier Calzada, Héctor Menchaca, Raúl Ulloa, Lolo Hernández, Juan Mendoza y Luis Esparza, entre otros y otras. A sottovoce dícese en los corrillos legislativos que hay diputadas que no sudan ni se acongojan por la austeridad obligada. Emma Lisset López, sin familia numerosa qué mantener, se dio el lujo de comprar una camioneta de un millón de pesos; Lizbeth Márquez, diputada migrante, guarda en su alcancía hasta el último peso para pagar la casa que compró en Chicago; y Perla Guadalupe, sin obligaciones económicas, invierte parte de sus dietas en ropa y zapatos de marca.

 

 

 

PARA HECHOS

DEDO ELECTRÓNICO.- Pasó con éxito por los cabildos municipales la reforma constitucional que permite que la 63 Legislatura, y las próximas, puedan sesionar a distancia, vía zoom u otras plataformas electrónicas. El Congreso que preside Alma Dávila así lo hará a partir de esta semana. Pero hay cabos que tienen que atar con firmeza. La votación de los diputados y diputadas, a distancia, podría equivocarse involuntaria o con toda intención maligna. Los temas que están próximos a tratarse no son asunto menor. El paquete fiscal, con el presupuesto de egresos, sería uno de ellos. El diputado Omar Carrera, de la bancada de Morena, propone que se utilicen tarjetas como árbitros de fútbol. La roja sería en contra, verde a favor y amarilla abstinencia.

 

 

 

URGENTE RESOLUCIÓN

POBRE PRESUPUESTO.- En la Comisión de Régimen Interno conducida por el diputado del PAN, Pedro Martínez Flores, esperan que el secretario de Finanzas, Jorge Miranda Castro, entregue las iniciativas del paquete fiscal 2021 en el transcurso de la semana siguiente. El plazo legal es el 30 de noviembre, pero como no hay mucho qué discutir, y sobre todo, qué repartir, las iniciativas del Ejecutivo están prácticamente elaboradas.

 

 

SIN QUÓRUM

EL COVID ANDA SUELTO.- La pandemia del SARS-COV2 descubrió la terrible debilidad estructural de los servicios de salud de Zacatecas. Hasta ayer, ascendían a 12,181 el número de personas contagiadas y 1,143 las fallecidas. Para los expertos epidemiólogos, la enorme falla del gobierno, cuyo responsable principal es el gobernador Alejandro Tello, fue su incapacidad para contener los contagios. Oficialmente suman 12,181, pero la realidad es que serían más de 50 mil que andan tan campantes por las calles y lugares públicos infectando al prójimo. Saben legisladores que el doctor Gilberto Breña Cantú varias veces ha presentado su renuncia a la Secretaría de Salud, pero la necedad del gobernador Tello y de la doctora Cristina Rodríguez lo sostienen, pase lo que pase. Y vaya que sí están pasando cosas nefastas en los servicios de salud.

 

 

 

ES CUANTO

MUERTOS AL HOYO.- El diputado Armando Perales dio al clavo con la iniciativa que presentó en la tribuna de la 63 Legislatura para reformar la Ley de Salud de Zacatecas. Concretamente propone que se actualice el marco legal en materia de disposición de cadáveres. En Zacatecas, según Perales, abundan los changarros que funcionan como funerarias. Además, existe un tráfico terrible de ataúdes usados. También los muertos se comercializan con impunidad. Se sabe que empleados del Issstezac, de las funerarias, vendían a empresas chicas a muertos cuyo entierro resultaba muy costoso para los familiares. La reforma de Perales Gándara pide que la cremación sea considerada final legal y feliz para los muertos y que ese servicio se ofrezca en todas las agencias funerarias por obligación.