ASF, “Tengo otros”: AMLO

Arturo Ríos Ruiz 

 

*Eréndira: “Yo también” 

*¿Desaparecerá el fiscalizador? 

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la Auditoría Superior de la Federación “exagera” en su reporte de revisión del ejercicio 2019. Así anuló el trabajo del titular David Colmenares Páramo, por no ser un “florero” más.

 

El mandatario indicó que los datos se deben a que, le están dando mal la información a nuestros adversarios y yo creo que no deben de prestarse a esas campañas”, dijo. Comentario que bien semeja un fallo de perjurio.

 

Pidió a la ASF aclarar el dato sobre que el no haber construido el aeropuerto en Texcoco costará 300,000 millones de pesos e hizo cuentas cuyos resultados revirtió al aseverar que el ahorra con Santa Lucía, precisamente esa suma y culminó con otra advertencia: “espero que aclaren”.

 

Siguiendo la misma postura de patrón, Eréndira Sandoval desmintió, en un comunicado, que puso a disposición de la ASF más de 30 mil expedientes para su revisión y nunca negó información para ser fiscalizada. Otro recargón para el titular de la misma.

 

Le tocó también al programa ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’ el cual tiene como objetivo ayudar económicamente a personas de entre 18 y 29 años:

 

En la fiscalización de la cuenta pública 2019, de la ASF, apunta que se entregaron apoyos a personas fallecidas y se repartieron ayudas a individuos que ya estaban recibiendo otras becas gubernamentales.

 

En algunos Centros de Trabajo presentaban domicilios inexistentes o solos, otros no contenían documentos ni pruebas justificantes como, cuál fue la capacitación impartida a los jóvenes. Viejas mañas de las que tanto se culpan de los gobiernos anteriores y con esto se revela que siguen vigentes.

 

Conviene saber el por qué el rechazo al resultado del organismo ASF que, en sus enunciados desde su nacimiento, año 2000, quedó clara su función en la Constitución cuyo espíritu es fiscalizar la Cuenta Pública con auditorías a los tres Poderes de la Unión.

 

Igualmente, a órganos autónomos, a las entidades federativas y municipios del país, así como a todo ente que ejerza recursos públicos federales. A menos porque se trate de un organismo de las gestiones pasadas y ahora molesta cualquier ínfimo asomo de fallas. Última hora, ASF reconoce inconsistencias en estimación de cancelación del NAIM, doblado el auditor.

 

Es buen momento ara recodar a Benito Juárez, admirado del presidente cuyo pensamiento se acopla a este caso: “No se puede gobernar a base de impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes”.

 

rrrart2000@hotmail.com y Facebook