Triple ERRE

RECONOCEN ZACATECANOS QUE A TELLO NO LO SEDUJO LA CORRUPCIÓN

Francisco Reynoso

*Sin grandes obras, está entre los gobernadores mejor calificados

*Migrantes de Texas impiden a Fernández Noroña regar veneno

*Lambisconea José Narro al Caudillo; se declara a favor del Insabi

Es fácil entender por qué los zacatecanos ubican a Alejandro Tello entre los gobernadores mejor calificados. En su última encuesta, México Evalúa lo ubicó en lugar 14 entre los 32 mandatarios el país, con 47.2 de calificación. Y Mitofsky lo coloca como el tercer mejor gobernador del PRI, después de Quirino Ordaz de Sinaloa y Omar Fayad de Hidalgo. ¿Por qué lo tratan así sus gobernados si Tello no ha podido hacer grandes obras y menos regalar dinero entre los jodidos para comprar su cariño -y su voto-, pero no su respeto, como el Caudillo López?

 

ZACATECANO MUY PROVINCIANO

La respuesta es sencilla. Tello es un hombre decente; zacatecano muy provinciano; es incapaz de involucrar en escándalos de corrupción a su familia y sus padres; no tiene ni aspira a tener ranchos y casas en Zacatecas, México y Estados Unidos, ni ahorros 100 mil veces mayores a lo ganado durante toda su vida laboral; no desvía dinero público para que el PRI, su partido, haga campañas y gane elecciones. Y Tello no es un garañón; no desnuda a sus secretarias ni anda de don Juan regando hijos por aquí y por allá. 

EVITÓ EL LODAZAL

En medio del lodazal que han regado por todo el país los gobernadores del PRI, Tello es un pan de dios.Y es que  es enorme la lista de ex gobernadores acusados penalmente por diversos delitos: César y Javier Duarte, Roberto Borge, Rodrigo Medina, Andrés Granier, Eugenio Hernández, Tomás Yarrington, Fausto Vallejo, Mario Marín, entre otros. Y aún más extensa la lista de ex gobernadores a los que Auditoría Superior de la Federación. Acusa de desvíos, entre ellos Miguel Alonso, Carlos Lozano, Mario Anguiano, Jorge Herrera, Francisco Olvera, Fernando Toranzo, Eruviel Ávila, Aristóteles Sandoval y Egidio Torre Cantú, cuya casa está valuada en 350 millones de pesos. Y el presidente del PRI, Alejandro Moreno, Alito, no se escapa de los señalamientos de corrupción. Todo ese excremento político tiene asqueado a la mayoría de los mexicanos. Y los zacatecanos reconocen y celebran que Tello no se haya embarrado.

CORREN A FERNANDEZ NOROÑA

El diputado de Morena, Gerardo Fernández Noroña no logró hacer de las suyas con los migrantes zacatecanos de Fort Worth, Texas. Inopinadamente, el buscarruidos, desvergonzado y ladrador legislador se autoinvitó a las reuniones de la Federación de Clubes que hoy preside Guadalupe Gómez y quiso echar un rollo de veneno. Pero topó con pared. Amablemente los migrantes negaron el micrófono a Fernández Noroña y después, muy cortésmente, lo invitaron a retirarse.

NARRO LAMBISCÓN Y ZALAMERO

Mañoso y zalamero, José Narro se declara a favor del Insabi. No lo hace convencido que el asesinato del Seguro Popular a manos del Caudillo López para dar paso al Instituto Nacional de Salud para el Bienestar favorece a los más de 850 mil zacatecanos que quedan al garete. Declara a favor de ese cambio para hacerse simpático a los hijos de López obrador. Y es que Narro quiere ser candidato de Morena a gobernador en 2021. Pero los antecedentes de corrupción del senador y líder de Udena están muy claros en el gobierno de la 4T. La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se ha encargado de poner al tanto al Caudillo.

CUOTAS NO APTAS PARA CARDIACOS 

En Zacatecas, el Seguro Popular tenía afiliados y protegidos a 800 mil y más zacatecanos. Al desaparecer y mientras el gobierno de la 4T expide las reglas del Insabi, la gente debe pagar cuotas de recuperación en los hospitales de la Secretaría de Salud estatal que maneja Gilberto Breña Cantú. Y no son cuotas accesibles. También el IMSS en sus hospitales atiende a la población huérfana del Seguro Popular, pero les genera facturas que podrían matar a los enfermos del corazón. En el IMSS que pronto dejará Manuel Cavazos por lo menos han colocado sus tarifas por todas partes. Cumplen con la sentencia popular de: “Sobre advertencia, no hay engaño”.

donrunrun@yahoo.es

donrunrun@gmail.com