Triple ERRE

PEÑA NIETO Y SUS ALFILES

ZACATECAS Y SU GOBERNADOR ALEJANDRO TELLO serán, el sábado próximo, el centro político de México. Todo mundo, priistas u no priistas, estará pendiente de lo que ocurra y, sobre todo, de alguna señal clara de Enrique Peña Nieto. Y es que –como lo anticipamos- el presidente de la República viene al estado y trae en su comitiva a los cuatro presidenciables con más posibilidades: Miguel Ángel Osorio Chong, José Antonio Meade Kuribreña, Aurelio Nuño Máyer y José Narro Robles, secretarios de Gobernación, Hacienda, Educación y Salud.

¿QUIÉN ES EL TAPADO?
SERÁ LA PRIMERA GIRA DE PEÑA A ZACATECAS desde que Tello asumió el poder. Y será la primera vez que el presidente placee en un estado, juntos, a sus alfiles. Hace días los llevó a cenar a la casa de Arturo Elías Ayub, hijo político de Carlos Slim, para discutir la reversa a la tarifa cero en interconexión telefónica. Esta vez estarán expuestos al sol, a las miradas en busca de descubrir quién de los cuatro es el “tapado”.

TAMBIÉN 15 GOBERNADORES
PEÑA NIETO VIENE A ZACATECAS PARA la asamblea nacional de la CNC que preside Rubén Escajeda Jiménez, quien, por cierto, llegó hace varios días y trae como chaperón y pagador de cuentas al secretario del Campo, Fito Bonilla. La logística del evento, al que también vendrán de 10 a 15 gobernadores y una veintena de funcionarios de todos los niveles, la tomaron por su cuenta Presidencia de la República y CNC nacional, habida cuenta que la CNC local, encabezada por Antonio Martínez Zaragoza, no saca un perro de la milpa.

CHAPERONES DE LOS “BUENOS”
Cada uno de los funcionarios de primer nivel que vengan a Zacatecas tendrá un anfitrión. La encomienda es ir al aeropuerto a recogerlo, trasladarlo a su hotel, ver que desayune opíparamente, llevarlo a los actos oficiales, a la comida con Peña Nieto si es que se queda a comer, entregarle algunos suvenires, pasearlo hasta que se canse y llevarlo nuevamente al aeropuerto. Para tres de los alfiles presidenciables ya estarían designados sus chaperones: Jorge Miranda de José Antonio Meade; Gema Mercado, de Aurelio Nuño y Fabiola Torres de Miguel Osorio Chong.

DESTAPE DE MIGUEL TORRES

Con al menos 2,000 invitados –serán los que alcancen comida- el perredista Miguel Torres Rosales festejará –ya es temporada- su cumpleaños y que las fuerzas vivas de Villanueva le pidan, por lo que más quiera en la vida, postularse candidato a la presidencia municipal. Y por lo que se sabe, Torres estaría dispuesto a sacrificarse con abnegación. Entre los invitados estarían Arturo Ortiz, líder estatal del PRD; Rafael Flores, Eleuterio Ramos, José Narro y Carlos Pinto, entre otros. Después de la comilona el destapado y sus invitados moverán el bote al rito de la Sonora Dinamita.

EL PRD EN BANCARROTA
EL CONSEJO POLÍTICO NACIONAL DEL PRD, presidido por Ángel Ávila, en breve notificará al INE que comanda Lorenzo Córdova Vianello, la determinación de prorrogar un año la gestión de Alejandra Barrales al frente del CEN. Y también la de los dirigentes estatales, entre ellos Arturo Ortiz Méndez. Dos argumentos se expondrán. Uno, que ya no hay tiempo para un proceso interno –el proceso electoral 2017-2018 inicia en septiembre-. Y dos, el PRD está en la bancarrota y una elección interna cuesta muchos millones de pesos.

RAFA FLORES, DINERO LIMPIO
COMO ALCALDE DE GUADALUPE, RAFAEL FLORES manejó mucho dinero. Empero –opinan correligionarios del perredista- de ninguna manera se le puede relacionar con Raúl Flores “El Tío” ni ningún otro delincuente. Rafael –explican- tuvo una relación privilegiada -y la tiene aún- con Jesús Zambrano, quien manejaba las prerrogativas de la bancada del PRD en la Cámara de Diputados federal. Y manejaba también las relaciones subrepticias con los secretarios del gabinete de Enrique Peña, de ahí que Guadalupe y Villanueva, con Miguel Torres, más dinero que cualquier municipio, incluyendo los del PRI a los que Miguel Alonso decía apoyar con todo.

Un grupo pequeño de perredistas se unió a la causa de Juan Zepeda, excandidato del PRD al gobierno del Estado de México. El exalcalde de Ciudad Netzahualcóyotl, a quien muchos llaman “El Ceniciento” por su extraordinario papel en la contienda que ganó Alfredo del Mazo, es ahora una de las cartas fuertes del PRD a la presidencia de la República en 2018. La tribu zacatecana que lo apoya la encabezan Lourdes Delgadillo, secretaria general del Comité Directivo Estatal y Eleuterio Ramos Leal, expresidente de Valparaíso que, el año próximo, buscará estar otra vez en el palacio municipal de su tierra.

No Te Lo Pierdas