ELECCIONES 2018; VIRTUDES PRIISTAS

Los cambios estatutarios que procesó el PRI en su 22 asamblea nacional tienen entusiasmados a los priistas que siempre hacían la talacha y nunca los dejaban acceder a una candidatura. Ahora –dicen- el partido deberá tomar en cuenta tres virtudes: Lealtad al PRI y al jefe –el jefe es el jefe en cualquier tiempo-, capacidad de conciliar intereses al interior del partido para evitar divisiones y fracturas. Y el mayor respaldo social real, no inventado en encuestas.

DICTADURA TRICOLOR

Desde su nacimiento el PRI ha sido un partido dictatorial. Monárquico. Sus expresidentes locales Pepe Bonilla, Pepe Olvera, Memo Ulloa, Esaú Hernández, Julio César Flemate y en especial Juan Carlos Lozano –compadre de Miguel Alonso- lo deben saber muy bien. Los deseos del jefe siempre eran órdenes inapelables. Por ello el PRI hizo alcaldes, diputados, senadores y hasta gobernadores ineficientes e improductivos. Los más han sido intrascendentes en la vida política de Zacatecas. Ahora –piensan los que están convencidos de que el PRI cambió- todo será distinto. Se escuchará realmente la voz de la militancia y del electorado. Porque será cuestión de sobrevivencia. En 2012, con Enrique Peña, el PRI olía a victoria. Hoy, gracias a la Casa Blanca, Javier Duarte, Roberto Borge, César duarte y otros, el PRI huele a podrido.

EL MÁS PROTEGIDO

A muchos en el PRI sorprende que después de tantos escándalos de corrupción el menos raspado de la baraja sea el responsable de la política interior del país. A miguel Ángel Osorio Chong se le ha resbalado todo: La matanza de Acteal, los disturbios de la CNTE, los escándalos de corrupción de exgobernadores y el que ahora surge de Emilio Lozoya en Pemex, entre otros. Todos los golpes han aterrizado justo en el rostro de Enrique Peña. De ahí que en la carrera residencial el secretario de Gobernación sea el menos pior de todos. Y aunque esté 20 puntos debajo de Andrés Manuel López Obrador, sea quien pudiera sacar al buey de la barranca.

ESPERAN ACOMODOS

Entre la gran familia tricolor corre en lenguas que la elección del candidato a la presidencia traerá acomodos en el partido y en el gabinete de Enrique Peña. Porque sea Osorio, Aurelio Nuño, José Antonio Meade o José Narro, en el PRI será necesaria una operación de conciliación que Enrique Ochoa, por su condición de impuesto con calzador, difícilmente podría hacer. Se habla que al búnker de Insurgentes llegaría Emilio Gamboa, una de las sábanas más orinadas del PRI. Meade, si no es candidato, llegaría al Banco de México, en relevo de Agustín Casterns . La Secretaría de Hacienda sería para José Antonio González Anaya y en lugar de éste, en Pemex, entraría Enrique Ochoa.

ASUNTO DE IBARGÜENGOITIA

Con justa razón, Marco Vinicio Flores Guerrero aclara que no es él quien elabora los proyectos de obra del gobierno de Alejandro Tello. Por lo menos los que se financian con recursos del fondo minero. Quienes hacen esa tarea –dice el coordinador de planeación- están en la Secretaría de Infraestructura, al mando de José Francisco Ibargüengoitia Borrego. Decíamos ayer que Zacatecas recibió 500 millones del fondo minero correspondientes a 2015. Y no los ha podido gastar todos por falta de proyectos. Esperan en caja 130 millones de pesos.

LO QUE DA Y QUITA

Salvador Llamas es un político inefable, más que diferente. Y es como las moneditas de oro. No todos le ponen buena cara. Ha sido candidato a alcaldes de Movimiento Ciudadano y PT. Ahora no tiene partido, pero, sin mecenas ni patrocinadores, ha seguido recorriendo las colonias de la capital llevando zapatos, útiles escolares, medicinas, atención médica, cobertores y despensas. Sabe bien que en política la gente es la que da y quita. No está en campaña, porque no habla a la gente de sus aspiraciones. En muchos lugares lo ven como un político realmente comprometido con la justicia social. En 2018 Salvador estará en el frente amplio opositor que encabezan PAN y PRD.

PUPILO DE MANLIO

La fotografía que circula en redes de Manlio Fabio Beltrones y Pedro de León no es del álbum de los recursos de Pedrín –Manlio era presidente del PRI cuando Pedro disputaba la candidatura a gobernador de Zacatecas- . Es reciente. Se la tomaron a principios de semana. Y es que Manlio es el mánager de Pedrín en el tema de gobiernos de coalición. El sonorense llamó a Pedro a su casa para darle línea. Y fue la que Pedro manejó en la rueda de prensa del frente amplio opositor, en la que estuvieron Jaime Santoyo, Lorena Oropesa y Cuauhtémoc Calderón.

PRIMER INFORME

En el primer informe de Alejandro Peña –cuentan los enterados- uno de los temas relevantes será el rescate financiero que se logró, con muchos trabajos, sudores y una gestión incansable en la federación, y por la cual hoy Zacatecas tiene un futuro promisorio. En septiembre de 2016, Tello recibió un estado en quiebra, con sus 58 municipios en quiebra, la UAZ en quiebra, Cobaez, Cecytez y demás Odes en quiebra. Y con un déficit educativo de 1,800 millones de pesos. Todos esos fantasmas –admitirá Tello- no se han ido del todo. Empero, hay condiciones favorables para un exorcismo definitivo.