De Las Misiones en la Sierra Gorda

La Sierra Gorda en el norte del Estado de Querétaro, se extiende hasta los estados de Guanajuato, Hidalgo y San Luis Potosí en la Sierra Madre Oriental. Dentro de Querétaro, desde el centro del estado hasta los municipios de San Joaquín, Cadereyta de Montes, Peñamiller, Pinal de Amoles, Jalpan de Serra, Landa de Matamoros y Arroyo Seco, abarcando una superficie de 250 kilómetros cuadrados.

Las 5 misiones fundadas por fray Junípero Serra entre 1751 y 1766 son patrimonio cultural de la humanidad; su arquitectura es una fusión entre la religión cristiana y las creencias indígenas. Para catequizar y pacificar la zona, el fraile, apoyado por frailes franciscanos e indígenas pames, construyeron los templos de Jalpan, Landa, Tilaco, Tancoyol y Concá.

Sus fachadas están repletas de simbolismos de los indígenas, como las figuras de plantas, flores y mazorcas que conviven con los símbolos cristianos, pero cada misión tiene su propio estilo enmarcado por los paisajes de la sierra.

La misión de Jalpan, dedicada al señor Santiago fue fundada en 1750, antes de que Junípero Serra llegara a la región, pero a él se le da crédito de su construcción. Se ubica en el pueblo de Jalpan, y es la más antigua de las misiones; su fachada de estilo barroco está cubierta de tupidos follajes, granadas, flores y hojas. En el primer cuerpo se encuentran esculturas de Santo Domingo y San Francisco; sobre la puerta se aprecia el escudo de las cinco llagas que significa la victoria sobre la idolatría de los indios.

La misión de Landa, dedicada a la Purísima Concepción, se encuentra a 21 kilómetros de Jalpan, en el centro de la cabecera municipal de Landa de Matamoros. Conocida como la misión de la Purísima Concepción, su fachada es una de las más hermosas y ornamentadas del conjunto. En su primer cuerpo se encuentran las imágenes de San Francisco y Santo Domingo. Sobre la puerta está la Inmaculada rodeada por ángeles que abren una cortina.

La misión de Tilaco, dedicada a San Francisco de Asís, siguiendo por la carretera estatal 120, se llega a una población conocida como “La Lagunita”. Desde este punto se toma la desviación hacia Tilaco que se encuentra a 11 km. Es un camino sinuoso hasta donde se alza la misión. El templo tiene un pequeño atrio y conserva un pequeño claustro. En su fachada combinan imágenes de San Pedro y San Pablo con curiosas sirenas

La misión de Tancoyol, dedicada a Nuestra Señora de la Luz, es la más alejada de las misiones, ubicada en San Antonio Tancoyol. Para llegar desde Jalpan hay que tomar la misma carretera 120 en dirección a Xilitla. De arquitectura barroca, el conjunto se compone de un pequeño atrio, el templo y un pequeño claustro. Su fachada es la más elaborada y nuevamente tiene los escudos franciscanos acompañados de esculturas de San Pedro y Pan Pablo.

Finalmente, Concá, está dedicado a San Miguel Arcángel. Es la más sencilla de  las misiones y muestra en su primer cuerpo, dos nichos que contienen las imágenes de Santo Domingo y San Francisco. Como remate del conjunto se ve a San Miguel Arcángel venciendo al demonio simbolizando la victoria contra el mal.

Nuestro México está pleno de bellezas y tradiciones que deben promoverse no sólo en el extranjero, sino en el interior de nuestro país. Si conocemos nuestra historia y cultura, sabremos hacia dónde nos dirigimos. ¿Sería mucho pedir a las autoridades educativas, a las nuevas, por supuesto, que dedicaran un mayor esfuerzo a lograrlo? Ustedes amigos, ¿conocen este lugar?

¿Quién será el que le ponga el cascabel al gato?