SOMBRERETE MINERO

Desde tiempos prehispánicos, en la zona centro del país se dieron los primeros núcleos de población zacatecos, guachichiles, caxcanes y tecuexes entre otros que genéricamente se les llamó Chichimecas.
Desde esos tiempos los chichimecas desarrollaron la actividad minera, con la extracción de turquesa y otras piedras preciosas. Posteriormente  en la conquista, los españoles en sus primeras exploraciones en Zacatecas en las zonas en lo que hoy es Sombrerete, Fresnillo y Francisco Murguía fundaron los reales de minas de Fresnillo, San Martín, Sombrerete y Nieves, desde entonces Zacatecas se convertía en uno de los centros económicos mas importantes de la Nueva España.
Zacatecas tiene 58 municipios y cuenta con 4564 localidades con menos de 500 habitantes, tres cuartas partes del territorio es árido y semiárido y solo el 14 % es apto para agricultura y el 78 % es apto para ganadería, actualmente la minería aporta el 30 por ciento del producto interno bruto en el Estado y solo Fresnillo y Mazapil han aportado hasta el 34 % de la producción nacional de oro.
La vocación minera del Zacatecas en casi medio milenio no ha logrado cambiar sustancialmente las condiciones en las que viven sus pobladores, víctimas de un capitalismo salvaje, las grandes riquezas son extraídas y sus ganancias de acuerdo a especialistas como el investigador Rodolfo García Zamora y el Doctorado de Estudios del Desarrollo de la UAZ, solo se quedan en Zacatecas 8 centavos de cada 1000 dólares que se llevan las compañías mineras.
La polémica generada sobre la declaración  del semidesierto zacatecano como un área natural protegida, y evitar que las grandes empresas mineras sigan despoblando comunidades, llenando de contaminación y devastación, ha sido un punto de referencia del debate sobre la pertinencia de la minería en el Estado.
Ahora con la reactivación de la mina San Martín de Sombrerete se abre otro frente de debate, pues la razón de la huelga obedeció principalmente a las condiciones de trabajo deplorables que han sido la bandera de lucha de las organizaciones sindicales.
También el impuesto ecológico, fallido en su aplicación y actualmente judiucializado no ha permitido una compensación para el Estado, en contraparte de las ganancias exorbitantes que las empresas mineras obtienen de la extracción de minerales y las consecuencias negativas para el medio ambiente
Por otro lado la pobreza en Zacatecas alcanza , ya con las cifras actualizadas a mas de 800 mil zacatecanos y alrededor de 300 mil padecen hambre crónica, esto se debe principalmente a la falta de fuentes de ingresos, trabajos que garanticen cubrir los niveles primarios de bienestar, alimento, vestido, calzado, educación,  entre otros.
A pesar de los inconvenientes o efectos negativos de la minería, se ha calificado la reapertura de la mina no solo como un éxito en materia económica, por la derrama que obtendrán de indemnizaciones las familias de los mineros, sino por los espacios laborales que estuvieron congelados por 10 años.
Los efectos positivos en el comercio local, donde mas de 400 empleados volverán a tener un cheque semanal o quincenal  fueron entre otros motivos el interés de Ignacio Castrejón, empresario ligado a la actividad minera que ahora desempeña el cargo de Presidente Municipal de Sombrerete y que aspira a la reelección. La reapertura de la mina será sin duda una estrellita para la gestión del buen Nacho.