Esta semana la nota política fue sin duda la inminente postulación de Cualtémoc Calderón Galván a la Presidencia Municipal de Zacatecas por la Coalición Morena-PES-PT. Le precede al joven político político un peregrinar y cabildeo con distintos partidos y fuerzas políticas en el Estado. Como buen comerciante supo venderse muy bien, deslindándose de partidos políticos y grupos en específico, mostrando independencia y autonomía en sus decisiones.

Se entiende la actividad de Nicolás Castañeda de buscar adeptos competitivos para hacer crecer el proyecto del Partido Encuentro Social en Zacatecas, como un adicional de colgarse de la corriente electoral de Andrés Manuel López Obrador. Con la postulación de Calderón a la Capital del Estado, su partido tendría garantizada la diputación de representación proporcional en el Congreso del Estado.
Lo que no se entiende es la actitud de los blanquiazules, que pareciera no importarles perder prospectos competitivos, pues es del dominio público que Cuauhtémoc Calderón buscó ser candidato por la Coalición por México al Frente. La falta de criterio y apertura política ocasionaron el “veto”  y su salida hacia otro proyecto político, se le atribuye dicha acción al ex Senador Chabelo Trejo respaldado por la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional. Así pues  llevar las rencillas políticas al nivel de designación de candidaturas  puede generar resultados electorales desastrosos.
De acuerdo al borrador de convenio de coalición del Frente en Zacatecas, los municipios de Zacatecas y Fresnillo están con predominancia panista o siglados para ese Partido.  De no poner candidatos posicionados y competitivos el desplome en la votación podría originar olvidarse de cualquier posibilidad de triunfo en el Estado. Necesitan cuadros para competir el carisma de Calderón, la marrullería de los Monreal y la maquinaria de Estado del PRI.
Las opciones del Frente en la Capital se van acotando en dos figuras, el Diputado Arturo López De Lara y Salvador llamas, y en una apreciación muy particular el primero debería asumir una posición de sacrificio en aras de sumar a los aproximados 14 mil votos que obtendría en promedio por la suma aritmética los partidos integrantes de la coalición.  Salvador tiene ofrecimientos para competir por una diputación haciendo fórmula con Calderón.
Para el PRI el escenario tampoco pinta nada halagüeño, pues el desgaste de la maestra Judith Guerrero  ha pegado en la intención del voto, los candidatos con menciones como probables por el PRI-VERDE-PANAL se ubican en un 3er lugar. Quien pudiera ser candidata de peso sería la Diputada Federal Claudia Anaya, pero eso tendría como consecuencia relanzar la fórmula al Senado de la República, donde también aparece muy bien ubicada.
Así pues en las definiciones políticas, Morena y el PES dan la sorpresa con el anuncio de Calderón y ganan el primer round de sombra, pues son los primeros en Definir su fórmula al Senado, la Capital del Estado y Fresnillo, poniendo nerviosos a las otras fuerzas políticas.