Poder y Dinero: LA VERDADERA HISTORIA DEL METROTREXATO

Víctor Sánchez Baños

 

EL INTELECTO ES INVISIBLE PARA EL QUE NO LO TIENE

Artur Schopenhuauer, 1788-1860; filósofo alemán

El desabasto del medicamento oncológico infantil, Metotrexato, en el Hospital Infantil de México “Dr. Federico Gómez”, está envuelto en criminales mentiras de las mismas autoridades de Salud, que desde el titular, Jorge Alcocer (médico oncólogo), hasta sus subalternos.

Por ejemplo, Alcocer afirmó que no es importante si se deja de aplicar una o dos dosis de esos medicamentos. Consulté a médicos especialistas, oncólogos infantiles, que tienen gran experiencia, y me explicaron que las quimioterapias tienen ciclos, no se pueden cambiar porque hay efectos secundarios, los tratamientos son citotóxicos, impactan en el organismo. Eso lo sabe Alcocer. Aún así, se arriesga a mencionar que “no hay problema”.

En cambio, culpó a una sola empresa de ser la culpable del desabasto. Quiso quitarle responsabilidad a la Cofepris, ese organismo burocrático que gozó en el pasado de regular prestigio y que ahora está encabezado por ignorantes en la materia, pero que “cobran menos”.

No se trata de exonerar a la empresa que culpa el gobierno. Además de los Laboratorios Pisa, de la familia Álvarez de Guadalajara hay 8 empresas con 11 registros para fabricar ese medicamento. Sabemos que hay un desabasto a nivel mundial de Metotrexato, según la página web de Cofepris..

Fue Cofepris, la que frenó una línea de producción por que había caducado un registro debido a que la misma Cofepris, que encabeza Alonso Novelo Baeza, se tardaba 6 meses en otorgarlo. Esto ocurrió en mayo pasado.

El gobierno no puede culpar a una empresa farmacéutica del desabasto. La responsabilidad es del gobierno que debe garantizar el suministro de los medicamentos, más cuando se habla de un desabasto a nivel mundial del metotrexato. En este caso, Laboratorios PiSA es responsable, dicen las autoridades, de supuestas inconsistencias, aunque hasta hoy no hay papel o argumento que expliquen los errores de la empresa.

Lo más grave es que el secretario de Salud, Jorge Alcocer y el director de Cofepris, José Novelo no son capaces de enfrentar con documentos y hechos las acusaciones de burocracia criminal. En su lugar, su empleada, la titular de Autorización Sanitaria, Elvira Espinosa, la envían para demostrar su incompetencia en la materia, no sólo de ella, sino de toda la burocracia.

La funcionaria asegura que un total de cinco farmacéuticas tienen permisos de importación vigentes hasta el año 2020, lo que equivale en su conjunto a más de 35 millones de unidades. Bajo este supuesto de proyección, dónde está el inventario para cubrir en este momento el suministro.

De estos, Lemery cuenta con 3 registros. Pisa, Columbia y Zurich Pharma, cuentan con 2 cada uno. Con un registro, están Asofarma, Fresenius Kabi México, Merck y Pfizer. A Elvira, los números no le cuadran. El medicamento se puede importar y de hecho se importa, como dicen en Salud, pero hacerlo se enfrenta otra vez a la burocracia de Cofepris, que mantiene rezagados más de 80 mil trámites, ¿cuánto tiempo tardaría la importación? Años, pues.

Por cierto, Salud aseguró que las instalaciones de PiSA, al sur de la CDMX, estaban cerradas. Esto es falso. Sólo fue una línea de producción. Cómo puede confiarse la salud de millones de mexicanos con autoridades mentirosas y que le mienten al Presidente de la República. Mentir también es corrupción.

PODEROSOS CABALLEROS: En la reunión plenaria de senadores de Morena, asistió el presidente Andrés Manuel López Obrador. Ahí dio un manotazo al escritorio y les dijo que si siguen las pugnas entre militantes que quieren aglutinar más poder, entonces él se va de ese partido. Además, la comisión de Honestidad del partido, resolvió que en la pugna entre Ricardo Monreal y Martí Batres por el liderazgo morenista del Senado, este último tenía razón y se debe reponer la elección del presidente de la mesa directiva, que recaería en Mónica Fernández Balboa. Convulsiones del partido en el poder.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: Cinco equipos de universitarios fueron los ganadores del Premio Santander a la Innovación Empresarial 2019, con propuestas que van desde un generador magnético de energía para celulares, un bioplástico basado en cáscaras de naranja, hasta un dispositivo que ayuda a personas con paraplejia a levantarse y caminar. En esta edición, el reconocimiento a emprendedores más importante en México, recibió un total de 2,643 proyectos de universidades públicas y particulares de todos los estados de la República. El banco, que preside Marcos Martínez Gavica y dirige Héctor Grisi, impulsa a los jóvenes universitarios de 800 instituciones en el mundo; son fuente de innovación.

Escúchame en MVS Radio (102.5 FM) de 21 a 22 hrs. de lunes a viernes en Poder y Dinero. MVSnoticias.com poderydinero.mxvsb@poderydinero.mx @vsanchezbanos