Marea Humana

La necesidad de documentar, es una inquietud que desde el inicio de los tiempos el humano ha explorado a fondo con diferentes resultados.

Los avances tecnológicos nos dan la oportunidad de hacerlo y compartirlo instantáneamente.

Antes solíamos prender el encendedor a un cigarrillo para hacernos presentes en el concierto, ahora todos prendemos la pantalla del teléfono o queremos grabarlo para tener la mejor foto y dar a conocer que estuvimos ahí.

El documental es un retrato de la realidad.

Somos una raza en constante movimiento.

Estar en un solo lugar va en contra de nuestra naturaleza.

Nos movemos por diferentes razones, curiosidad por conocer lugares nuevos, necesidad de mejorar nuestra calidad de vida etc. El movimiento  migratorio es entonces, uno de las características fundamentales de nuestra especie.

Los conflictos políticos en medio oriente obligaron a miles de personas a dejar su hogar por miedo y por seguridad.

Ai Wei Wei es un documentalista chino preocupado porque el mundo conozca las situaciones de violencia y maltrato por las que pasan los refugiados y migrantes en el mundo, y exactamente eso nos muestra en su último filme “Human Flow”.

Una ventana a la crueldad y violencia que se vive en los campamentos de refugiados políticos.

 

Título: Marea Humana (Human Flow).

Director: Ai Wei Wei.

Año: 2017

Rotten Tomatoes: 92%

Les advierto, no es una película para todo público, los documentales se caracterizan por ser cruelmente realistas, se muestran imágenes fuertes, sin censura y puede llegar a afectar la sensibilidad de algunas audiencias.

Es un filme de 2 horas y media, donde se habla de los derechos humanos que deberían tener las personas que migran y no los reciben por llegar a países donde no son bien recibidos, o vistos.

Nos muestra las situaciones inhumanas a las que se someten los migrantes de África, los problemas de desnutrición y enfermedades que contraen al pasar meses en el mar, y a veces solo para llegar a tierra y ser deportados.

Se puede ver el miedo reflejado en los testimonios anónimos, el coraje de estar varados sin saber a dónde irán ni cuándo se podrán ir, la angustia de caer en manos de la policía y ser regresados al lugar de donde escaparon, todo eso, con la duda constante de si ese día recibirán alimento.

Marea Humana tiene una fotografía preciosa, una simple y pausada narrativa y una poco ortodoxa manera de romper la 4ta barrera con el director apareciendo a cuadro y a menudo viendo al equipo de filmación y los trabajos que realizan tras cámaras.

La película no estará exhibida en todos los cines del país, pero si tienes la oportunidad, no dudes en verla, es excelente.

Escríbeme a emiireynosov@gmail.com