JUSTICIA MANIPULADA EN HIDALGO

En el Estado de Hidalgo la justicia es exclusiva para un sector con poder económico y político, no así, para todos como lo establece la ley y para muestra este atropello.

 

Lucio Baños Gómez hermano del Secretario de Turismo del Estado Hidalgo Eduardo Javier Baños señaló a este medio digital; “Estamos ante una situación lamentable y altamente desafortunada, ya que en este caso el proceder de la procuraduría, a través de servicios periciales, ha demostrado que actuaron bajo la línea del influyentismo y de la corrupción, habida cuenta de que la evidencia sobre la falsificación de la firma de nuestro finado padre salta a la vista incluso del que no es experto en la materia y sin embargo, la conclusión pericial de la procuraduría fue en otro sentido, como se desprende del dictamen pericial que se nos notificó el día 18 de marzo”.

Lo anterior ocurre dentro de la carpeta de investigación 12-2020-8313, misma que se le sigue al Secretario de Turismo del Estado de Hidalgo, Eduardo Javier Baños Gómez, quien está acusado por su propia familia de haber falsificado firmas de su difunto padre en dos escrituras públicas, con la nefasta pretensión de despojarlos arbitrariamente de unas propiedades que son de los 7 hermanos y maliciosamente la oficina de servicios periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo concluyó que pericialmente no existe la falsificación que denunció la familia Baños Gómez.

FIRMA ORIGINAL


FIRMA FALSA


En esta plataforma se le ha dado un seguimiento muy atento a este caso que inició en agosto del 2020, por ser de enorme relevancia para la sociedad hidalguense, ya que la imparcialidad y efectividad en la impartición de la justicia está en completa evidencia.

“Nosotros contamos con 4 peritajes emitidos por respetados expertos en la materia, que determinaron científicamente y sin lugar a dudas, que las firmas que se le atribuyen a mi difunto padre si fueron falsificadas y aún más, existen elementos periciales suficientes para poder afirmar que el autor de esas falsificaciones fue Eduardo Javier Baños Gómez”, agregó categóricamente Lucio Baños Gómez, quien afirma que el gobernador del Estado de Hidalgo está debidamente enterado de esos ilícitos desde que se inició la carpeta respectiva y a pesar de que se ha concedido un amparo a la familia Baños Gomez, a este momento no se ha visto alguna reacción acorde al caso, habida cuenta de que ante la evidente falta de valores mostrada por parte del secretario de turismo, es lógico entender que ya no debería seguir al frente de una secretaria que sirve a la sociedad hidalguense y que maneja recursos públicos.

“El que calla otorga, dice un adagio jurídico y en esta situación, el silencio por parte del Gobierno del Estado de Hidalgo ante este penoso caso, es una evidencia irrefutable de que no hay voluntad política para aplicar la justicia a todos por igual, y menos de hacer cumplir la promesa en el sentido de que en su administración no se solapará actos ilícitos de nadie, pero ya se vio que bien pueden voltear la mirada para otro lado cuando así conviene, ya que incluso es del dominio público que al notario que se coludió con el secretario de turismo del estado de Hidalgo para cometer la falsificación que se denunció, le fue revocada su patente como notario por parte del Gobernador en el año 2017 precisamente por haber sido acusado en diversos casos similares al que nos ocupa, sin embargo, lo cierto es que Eduardo Javier Baños Gómez sigue despachando en la secretaría de turismo al día de hoy, por lo que bien cabe hacerse la siguiente pregunta; ¿hasta cuándo vamos a ver la aplicación efectiva del estado de derecho en el que debemos vivir?” expresó tajante el abogado Lucio Baños Gómez.

En reiteradas ocasiones este diario ha intentado tener acceso a una entrevista con Eduardo Javier Baños Gómez para conocer su opinión sobre esta grave acusación que le ha realizado su propia familia y en todos los casos la respuesta ha sido negativa, lo que desde luego levanta sospechas sobre su probable responsabilidad en los delitos que se le imputan, pero lo más delicado que ha surgido en este caso, es la actuación parcial y tendenciosa por parte de la instancia encargada de investigar los delitos que se cometen en contra de la sociedad hidalguense, por lo que es de enorme trascendencia la parcialidad que está mostrando la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo, al emitir un dictamen pericial que abiertamente no convence a nadie.

“Nosotros seguiremos firmes y en pie de lucha a través de todos los medios que la ley nos concede hasta que se haga justicia, a pesar de que tengamos que confrontar a las mismas instituciones que en lugar de manipular burdamente este asunto, deberían de actuar honestamente y con absoluta transparencia, en defensa de la gente de bien que ha sufrido el menoscabo de un delito” enfatizó finalmente el abogado Lucio Baños Gómez.